A todos los que hemos decidido dudar de nosotros mismos, a los que hemos abierto la puerta a la consciencia y nos hemos reconocido en nuestra más humilde pequeñez, sabemos que no sabemos nada y claro…educar es importante, y allá que, viendo los errores GARRAFALES, las consecuencias HORROROSAS y los ejemplos que nos rodean de la educación basada en la simple obediencia ( no hay más allá…), nos hemos tirado a los libros, a los cursos, a más libros, a dudar, a preguntar, a buscar, a RECONOCER que por ver otras opciones nada malo les hacemos a nuestros hijos, sino todo lo contrario, auque para muchos “una mente abierta” sea más amenazante que el peor de los peligros…
Hay infinidad de pedagogías centradas en el respeto al niño y sus procesos, la Disciplina Positiva es sólo una de ellas, la que a mí me encajó, la que me sedujo y la que me dió respuesta y solución a CADA UNO DE LOS RETOS FAMILIARES, y me enseñó a no dejar de SER por ESTAR, y me ayuda cada día a acompañar a mis hijos en SU PROPIO CAMINO sin condicionarles, dejando que descubran SU MUNDO…
A todos los que estáis en un proceso de duda, de cambio, de rebote, de incomodidad en el confort, os habrá tocado escuchar toda clase de críticas, consejos paternalistas e incluso insultos! si…es lógico y normal…cada uno mira la vida desde sus propias experiencias, y si no estás de lleno en el camino del respeto, todo lo que no entiendas te va a hacer sentir atacado, te va a hacer REACCIONAR, en lugar de reflexionar e integrar, decidir y avanzar. Por eso nos hemos cruzado y nos vamos a seguir cruzando con actitudes muy incrédulas, mucho rechazo y hasta caras de compasión ” pobrecillos, se van a estrellar”…
Pero hay una frase que a mi me llama muchísimo la atención y me parece síntoma inequívoco de que NO ME ESTOY EQUIVOCANDO: ” No les estás educando para el mundo real…”, Si, ese momento en el que el argumento es que el mundo es así, y que cualquier cosa diferente que intentes con tus hijos, los va a aislar, hacer sentir los raros, les va a apartar de la realidad…”vete preparándolos!!”
Cuando escucho eso pienso que yo lo que quiero conseguir es que mis hijos se RESPONSABILICEN Y CONSTRUYAN su propia vida, no que vayan a rebufo de lo que la sociedad les marque, que tomen sus propias decisiones basadas en sus propias necesidades, sentidas, digeridas y procesadas desde la CONSCIENCIA, no quiero niños “para este mundo”…QUIERO NIÑOS QUE CREEN SU PROPIO MUNDO!! el que ellos decidan, que seguro será mucho mejor del que les estamos dando… No anularles en nombre de la comodidad, no cortar sus alas a la medida de las mías, no quiero hacer gente acomodada en mis propios miedos o pensamientos limitantes… Quién soy yo para hacerles eso!!!!
Dejar todo en manos de la corriente que nos arrastra, de lo que siempre se hizo, de lo que te dice la publi o de lo que la sociedad te impone sería el peor castigo que les estaría imponiendo a mis hijos…porque si, ir a contracorriente duele a veces, pero es un DOLOR DE VIDA, de los que te hace crecer y sentir ALGO… no quiero bocas abiertas frente a pantallas, no quiero futuros adultos bloqueados, no quiero tener que “vigilar” o “controlar” su conducta, no quiero que “no se salgan del guión”…quiero educarles para que vayan y REINVENTEN su vida cada día!! quiero educarles para SER, y eso va mucho mas allá de mí misma….
Llamadme loca, utópica o ingenua…estoy acostumbrada, pero dentro de 20 años, cuando nuestros hijos se enfrenten a sus propias vidas, serán ellos los que me digan si lo hicimos bien o no, serán los únicos reproches que tendré en cuenta… Yo pretendo darles algo que nosotros, nuestros padres o nuestros abuelos nunca tuvimos: RESPONSABILIDAD y herramientas para una vida propia, recursos para volar si les apetece…que no les urja la hipoteca a los 30, que no se sientan vacíos si no van a la moda o ridículos si opinan diferente, que no necesiten TENER por TENER y que sepan “desobedecer” cuando la norma se lleve por delante su dignidad, que no digan que si a todo si es a cambio de fiesta o recompensa, que mi hija no espere siglos para decir “no soy un animal ni algo que puedas poseer” y que mis hijos no necesiten una “figura de autoridad” para ser buenas personas… Que se respeten a si mismos y a los demás.
Llamadnos locos o irreponsables a todos los que seguimos adelante sin pegar, castigar o chantajear, que ya somos un montón, porque nos da igual que nuestros hijos no sean “buenos” ahora, preferimos darles tiempo, respetar sus procesos y educar por el camino difícil, el que cuesta MUCHÍSIMO MÁS Y NO DA RECOMPENSA INMEDIATA, porque sabemos que “el mundo real” nos quiere sumisos, obedientes y calladitos, enfrascados en los debates de barra de bar “arreglamundos” mientras la existencia ( que no vida) se pasa en un suspiro desperdiciado…..nosotros queremos adultos felices, libres y RESPONSABLES de sus propias decisiones, sin MIEDO a ser ÚNICOS en un mundo que nos quiere UNIFORMES…
No les estoy educando para el mundo “real” (qué es real?), les estoy educando para un futuro incierto, SUYO y apasionante….